Ir al contenido principal

Roscos de Limón. Rosquitos ricos de azúcar y limón.

¡Hola a tod@s!

Alcanzamos al nuevo año con una receta que tenía muchas ganas de compartirla con vosotros/as
desde las fiestas pasadas, pero por motivos personales no he podido ponerla antes y aprovecho en este ratico libre para enseñárosla.

Es una receta que mi familia hemos recurrido a principios de las fiestas pasadas para poder llevar a cabo unos ricos rosquitos de limón con azúcar, una rica delicia para los golosos de la cocina en los que me incluyo y seguramente que más de uno de vosotros también.

Pasemos a continuación con los ingredientes y su modo de preparación:


Ingredientes

- Necesitaremos unos 3 huevos.
- Vasito de azúcar de 240 g.
- Vasito de leche de 247 g.
- Vasito de aceite de girasol, unos 229 g. aproximadamente.
- Ralladura de dos limones y un trozo más de corteza para darle aroma a nuestro aceite.
- Harina de trigo, aproximadamente 1 Kg.
- Canela para rebozarlos si os gusta algo más.

Modo de preparación

1.- Lo primero que debemos de hacer es poner el aceite de girasol con el limón al fuego para que vaya cogiendo su aroma y sabor. Dejarlo apartado si no tenemos aún preparados los rosquitos para meterlos en aceite, no se te vaya a quemar el aceite.

2.- Para la elaboración de masa, podremos recurrir a un bol y vamos metiendo los ingredientes. Batirlo muy bien, si no podemos con nuestras manos podremos usar una batidora, por ejemplo.

3.- Posteriormente echaremos la harina sobre nuestra mesa de trabajo, en nuestro caso la encimera. Volcamos la masa en ella para seguir luego con nuestras manos. Debemos de conseguir una masa que no se llegue a pegar a nuestras manos y que no admita más harina. Si es así, eso significa que nuestra masa está lista y requetelista.

4.- Reposaremos nuestra masa en un bol unos 30 minutos con papel transparente en el frigorífico.

5.- Una vez pasado ese tiempo cogemos nuestro bol del frigorífico y le iremos dando las formas a los roscos en la encimera o en aquel lugar de trabajo que hayamos señalado anteriormente.

6.- Debemos de freírlo en un aceite que no esté muy caliente, para que se hagan de este modo bien tanto por dentro como por fuera.

7.- Cuando lo vayamos retirando de nuestras sartenes debemos de ver que tenga el color dorado que queramos, lo podremos rebozar con una mezcla de azúcar y canela sobre ellos. Lo de la canela es algo muy opcional, ya esto del paladar y el gusto de cada uno. Yo lo prefiero sólo con su azuquita.

8.- Y una vez realizado estos pasos ya estarán listos para comer, pero es mejor meterlos en un plato para que se vayan enfriándose mejor. Calentitos hacen daño al estómago, doy fe de ello. En el frigorífico se mantiene perfectos con papel transparente durante una semana.

9.- ¡A zampear! ¡Qué os aprovechéis!

Espero que os haya gustado esta receta de los rosquitos de limón con su azuquita y limón. Si queréis mandar vuestras sugerencias, vuestros platos o lo que queráis siempre podréis recurrir al apartado de comentarios de abajo de este post.

Nos vemos en el próximo post del blog.

Comentarios