Ir al contenido principal

Tierra de Lobos. Mi conclusión de su segunda temporada.

¡Hola!

Hace unos meses terminé de ver la segunda y de momento la última temporada emitida en televisión de la serie Tierra de Lobos. A continuación en este post de manera muy detallada os voy a dar detalles de su segunda reseña.

Como muchos sabréis la primera temporada terminaba con la boda de Félix con Almudena en la iglesia del pueblo, pero allí se presentó y sin ser invitado César Bravo en el que entró en un gran y tenso duelo con su peor enemigo Antonio Lobo.
El duelo termina con una bala recibida en un lado de la cabeza de Lobo, en el cuál no muere pero si repercute mucho en su sistema nervioso, y César Bravo invita a Almudena marcharse de allí con él a emprender un nuevo camino pero esta la rechaza, ella prefiere quedarse con su padre y en ese preciso momento su corazón se divide en dos mitades, por un lado a su familia y por otro lado se lo lleva César. Almudena tuvo una difícil decisión.

Con Antonio Lobo fuera de combate todo el pueblo entró en una oleada de furia y fueron contra aquel que tenía el poder sobre sus tierras, contra la familia de Casa Grande, la familia de los Lobos. Esta parte fue la que más me gustó, porque no había visto en la serie tantas emociones y tensiones en mucho tiempo. Hubo un gran revuelta, pero la revuelta fue interrumpida por el ejército español que estaba de paso por el pueblo, y entonces se interpusieron y decidieron quedarse en el pueblo hasta nueva orden. Este ejército español iba capitaneado por Ugarte, un tipo bastante tirano y con muy pocos escrúpulos. Pobre Nieves Lobo lo que pasó con el tipejo.

La temporada seguiría su curso con el ejército español, y con Antonio Lobo fuera de combate, por poco tiempo, pero en su ausencia pasaron muchas cosas que marcarían un antes y un después en esta nueva temporada.

Conoceríamos a una chica rubia misteriosa que tiene como mascota a una serpiente y daría espectáculos a todos los que se acercasen al burdel del pueblo. Allí conoceremos el misterio de tres llaves que reside en un tesoro que tanto su padre como el padre de los Bravo tenían en su poder. César Bravo hace todo lo posible para conseguir esas misteriosas llaves. Debo de decir sobre el burdel que me disgustó mucho cuando murió la dueña del Burdel, Rosario, la consideraba como una de mis personajes favoritos pero terminó siendo disparada por el ejército español y entonces es Lola (la pareja de Jean Marie) por herencia del burdel la próxima candidata a formar parte de todo ello, pero Jean Marie no estaba muy de acuerdo con ello ya que sus padres vendrían muy pronto a visitarles, y no quería que se dieran cuenta de que ella era la dueña del burdel. Todo acabó por el aire la relación de ambos, un poco tambaleado.


Por otro lado, Aníbal había abandonado la Casa Grande para ser refugiado en la vida del bosque, pero Nieves Lobo quería saber como se encontraba y fue en su búsqueda. Ella intenta convencer de que regresara, y lo consigue, pero no duraría mucho tiempo hasta que es capturado por el ejército español.
Aníbal es capturado como el culpable que incendió el cuartel donde se encontraba el cuartel del ejército español, pero la culpa no fue de Aníbal sino de Cesar Bravo que necesitaba una excusa más para que el ejército siguiera allí en el pueblo, ¿y cuál fue esa excusa? Pues es fácil. La excusa es que mientras el ejército español sigan residiendo en el pueblo poco puede hacer Antonio Lobo sobre el pueblo, y así los campesinos estarían más aliviados, y Cesar podría aprovechar ese momento para poder conseguir a más personas para su pequeña fábrica de agua medicinal.

Pero antes de esto, hubo otra revuelta que hizo que muchísimas personas del pueblo estuvieron implicados, y entre ellos el hermano de César Bravo, Román Bravo. Entonces Aníbal se encuentra en la carcel hasta que la misteriosa Tata (de la Casa Grande), va a la casa de los Bravos y les confiesa que Aníbal es otro Bravo. Esta parte nunca me lo esperé y la verdad es que ha sido una parte muy grata, pues algo me intuía que podría pertenecer a la familia de los Bravo. Tenía toda la pinta. Me encantó la reacción de los hermanos.

Sobre la situación de la Casa Grande, Elena ve marchar del pueblo a su padre y Antonio Lobo le convence para que ella y él vivan juntos en Casa Grande. Y así fue, después de mucho insistir Elena coge todas sus pertenencias y se marcha con su hijo a vivir a Casa Grande. Antonio Lobo ayuda al padre de Elena a salir del pueblo para que no tenga problemas con el ejército español, pero al llegar a un lugar donde nadie les vería, Antonio Lobo mata al padre de Elena. En muchas ocasiones Antonio Lobo escribe cartas a Elena (haciéndose pasar por el padre de Elena) para que tenga constancia de que su padre está bien, mientras que en la realidad es todo lo contrario. ¿Cómo reaccionará Elena si se llegase a enterar de la muerte de su padre?
Por otro lado, en esta temporada en Casa Grande vemos finalizar una relación que desde mi punto de vista nunca me gustó, y es la de Félix y la de Almudena Lobo. Él médico se volvió medio loco y se inventó la absurda idea de llevar a Almudena Lobo lejos del pueblo para que no se encontrase nunca más con César Bravo, y preparó todo para llevarla a un Manicomio pero antes de que estos hechos pudieran ocurrir, Almudena fue muy valiente y mató a su marido. Le había hecho mucho daño tanto a ella como al pequeño que llevaba en su vientre, cuyo niño daría luz en unos capítulos más adelante en una guerra entre el ejército español y los de Casa Grande. El hijo que esperaba Almudena es de César Bravo, Félix no lo supo. Fue muy bonito cuando la madre se lo cuenta al padre de la pequeña que él era realmente su padre, muy bonita escena.


Debo de destacar también que nacería un nuevo amor aunque de dos personas del mismo sexo. Sería entre una chica del burdel con Isabel Lobo. Descubríamos la parte que llevaba escondida este personaje y abriría su amor a esa chica. Es un amor prohibido, y entonces Antonio Lobo al enterarse, encerró a su hija en un convento para que reflexionase todo aquello que había hecho, pero allí estuvieron las valientes hermanas para sacar de ese lugar a su hermana. Las monjitas la trataban mal, decían que estaba poseída por el demonio. Isabel se volvería a presentar en la casa, y entonces Antonio Lobo la encerró en su casa. La chica del burdel lo pasa muy mal, Sebastían el capataz de la Casa Grande en ausencia de Aníbal, intentaría matarla por orden de Antonio Lobo, pero la deja escapar, y se reencuentran a la salida del convento. Fue gracias a esta chica como Isabel y sus hermanas salen sanas y salvas de allí. Me encantaron esas escenas.

En los últimos capítulos de esta temporada veríamos a un Aníbal que ahora es Aníbal Bravo, escondido (de todos) debajo de la iglesia del pueblo e intentar hacer un pasadizo para salir del pueblo sin que fuera visto por el ejército. Todos sus amigos, hasta los hermanos Bravo estuvieron con ellos para ayudarles a salir de allí, y fue gracias a la astucia de Jean Marie que fue a Badajoz y entregó una carta a los altos mandos del ejército español y que se diera cuenta de que Ugarte y su ejercito no estaban haciendo las cosas como debería de ser.


Todo acaba con un Ugarte aplastado por los hermanos Bravo, y como César Bravo es buscado y huye lejos de allí. Mientras tanto Román y Aníbal se llevan un gran sorpresa al ver que en su casa había un señor muy bien arreglado que dice que se trata de Fernando Bravo, el padre de los Bravo. Parece ser que no se ha querido hablar más de ello y que esto continuará en una tercera temporada sobre la relación que puede tener Fernando Bravo con sus hijos, ¿por qué aparece? ¿con que fines? Son unas preguntas que serán respondidas en la próxima temporada.

Esta temporada ha habido muchos momentos en los que no he podido describir, pero es mejor que vosotros las descubráis por vosotros mismos. Os he transmitido lo más importante desde mi punto de vista. Por otro lado, son muchas las incógnitas que nos hemos encontrado a lo largo de esta temporada y que por supuesto ha dado lugar a la apertura de una nueva, ¿regresará César Bravo al pueblo? ¿qué esconde realmente la misteriosa caja de las tres llaves? ¿qué misterios esconde más Antonio Lobo y la Tata (la Tata cada vez me gusta más)? ¿qué sorpresas tendrá bajo la manga Fernando Bravo? Todo estas preguntas podrán resolverse en la tercera y próxima temporada de Tierra de Lobos.

Comentarios