Ir al contenido principal

Recogiendo pequeñas margaritas, parar sembrarlas en el 2013.

¡Hola!

Han pasado muchos días que han estado cargado de emociones y en el que seguramente hemos aprendido muchísimas cosas para luego poder aplicarlas en este nuevo año que entra, aunque es bastante feo el número no debemos de olvidar que este nuevo año será para nosotros un año de nuevas experiencias, emociones y sobre todo llena de esperanza, porque esto último es lo último que debemos de perder.

A lo que a mí me respecta en este año he aprendido muchisisisimas cosas, entre ellas a valorar muchísimo más lo que me rodea, a las personas, y sobre todo a valorar más mis sentimientos. Poner todo esto en un orden de mayor a menor preferencia, para que luego no me haga un lío en la cabeza, con un poco de orden todo se logra y todo termina con una sonrisa de oreja a oreja, ¿no?

Aún me falta mucho por aprender, pero he podido cumplir una de mis grandes expectativas como es el terminar la carrera, era algo que deseaba muchísimo y al final lo he conseguido. Actualmente ya tengo pensado en nuevos proyectos que llevar a cabo en este nuevo año, espero tener suerte.

Dedicar este post a mis amigos como son: Roberto, Loreto, Jota, Paloma, Juan, Juan Jesús, Raquel, Nazaret, Ramón, David, Irune, Rocío,  Rocío S., Rocío C. y a Gema. Os agredezco muchísimo el haberme acompañado a lo largo de este año, sois maravillosas personas cada uno me habéis mostrado valores que yo no sabía que existían pero me quedo con el más importante que es la amistad. Cuando me he sentido triste, o bien preocupado por algo, habéis venido a verme y saber como me encontraba, y eso ha sido un gran gesto por parte vuestra, nunca lo olvidaré. A todos vosotros, no sé como expresarme para agradecer todo lo que me habéis aportado. Cuando os encontréis desanimados sabéis podéis contar conmigo como siempre, me tenéis a vuestra entera disposición. Nunca olvidar que lo más importante en esta vida es mantenernos todos juntos y salir para adelante en este barco que es el barco de la vida, si alguno se cae ahí estaremos para ayudarnos mutuamente a echarnos un salvavidas y salir a flote. Porque entre todos lo conseguiremos, ¡somos los mejores! ¡Gracias chicos! Me arrodillo ante vosotros, gracias por quererme.

Mi familia que siempre han estado ahí para lo bueno y para lo malo, desde mi hermana Luz María, pasando por Andrea, Estefanía y a la más pequeña Neiba, que poco a poco nos vamos entendiendo, jeje. Sois la pera limonera. A lo largo de este año hemos discutido por cosas que no merecían la pena, pero el cariño de una hermana no lo cambio por nada del mundo, porque son los que están más directos a mí, y desde luego son las que más me conocen. Son las que han estado ahí en ese momento agridulce que hemos tenido con nuestra madre. Nunca olvidaré por esa gran prestación de dejar sus vidas un poco de lado para dedicarse íntegramente a una madre que luchaba por nosotros en esos días de tensión y de gran incertidumbre, pero allí hemos estado al pie del cañón, ¿eh?  Ahí es donde se muestra verdaderamente el cariño que una hija/o puede tener a una madre, el de dejar todo para dedicarse a su madre en esos días de angustias. ¡Gracias!

A todos vosotros/as que dedicaís un ratito a leerme algunas tardes, os quiero dar mi brazo más cálido. Agradezco esos comentarios que me habéis mandado a lo largo de este año. No me olvido de ninguno de vosotros.

Deseo que este nuevo año lo toméis no para empezar desde cero porque es algo que nunca debemos de hacer. Nunca debemos olvidar lo pasado para empezar algo nuevo, no, lo que tenemos que hacer es tener en mente este año que se nos va para coger al nuevo año con más fuerzas, que sólo sea un punto seguido para darle un gran empujón más fuerte, y si hace falta yo me pongo al lado vuestra y os ayudo a empujarla, porque entre todos podremos logar un año más bonito, lleno de buenas personas y sobre todo de mucha más comprensión. Porque lo que hace falta en esta vida es comprendernos los unos a los otros, y dejar los tabús de lado.

Porque yo, tu y todos los demás formamos un núcleo que hace que la vida sea más bonita y brille más. No olviden que si en un momento dado te encuentras mal, apoyarte en las personas que te quieren que aunque creas que nadie te quiere siempre habrá alguien que estará ahí para darte ese brazo que te hace falta, ¡sal! ¡Busca ese abrazo porque lo tienes! Y si te rindes en buscar ese abrazo, aquí me tienes para lo que desees.

Gracias por compartir un año en el Baúl Místico. Que este nuevo año, sea un año para vivir nuevos retos, nuevas experiencias, y sobre todo nuevas ganas de vivir. ¿Quieres sembrar margaritas conmigo? Las margaritas son las más guerreras las que salen en un muro, en un suelo sin hierbas... son las que salen a flote en un mundo lleno de cuestiones, ¿sobreviviré? ¿Por qué no lo intentas? ¡Sal, disfruta, aventúrate! ¡Asómate! ¡No tengas miedo! Toca el momento de sembrar margaritas.

Para completar este puzzle solo me falta encontrar a esa persona que me demuestre, su bondad y la magia del amor... ¿dónde estás?



¡Feliz Año 2013!

Comentarios

  1. Muy bonito todo si señor, desde luego que hay que valorar muchísimo a la gente que te rodea.

    Nos vemos esta noche, feliz año :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario