Ir al contenido principal

El Barco. Mi conclusión de su segunda travesía.

Hola.

Ha pasado un año que os puse la primera reseña de esta serie de Antena 3TV. Deciros que ha estado muchísimo mejor que la primera temporada, y en el que destaco: su acción, la intriga en cada capítulo y el misterio que envuelve a los personajes y al mismo barco. Me ha gustado mucho más. Se va superando por temporada. No sigas leyendo si piensas verla en alguna ocasión.

Al principio de esta temporada, la serie nos muestra una tanda de capítulos que no tienen un argumento muy continuada, pues se basaba en pequeños acontecimientos que ocurren en las mismas aguas donde el barco se encontraba, como por ejemplo un monstruo que sale de un montón de algas o bien las tempestades que ha habido a lo largo de la temporada. Pero a medida que vas avanzando la temporada, puedes observar que todo lo que va ocurriendo en la serie va tomando un argumento principal y se entrelazaban poco a poco. Ya podemos ver como Roberto (Burbuja), va recordando algunas cosas, como por ejemplo el gran valor que tiene un cuaderno que escondió en el despacho del capitán y que nunca le dirá a nadie su escondite, al menos por el momento.

Estrella Polar recibe una llamada muy importante, les piden un S.O.S.
De esta temporada destaco mucho el misterio que envuelve al grupo del generador de partículas. Hemos podido ver que su símbolo se caracteriza a la de una estrella, y gracias a ellos han salvado la vida del primer oficial del barco, que padecía de un grave cáncer. Pero la pregunta que nos podremos plantear, ¿qué traman verdaderamente?
También hemos podido ver dentro de este mismo argumento que necesitaban una caja negra de un avión que el Capitan del barco tenía en su poder. Los malos de la serie mandaron a un personaje nuevo (Belén Rueda) a recuperar esa caja negra y así ellos saber el origen de ese pedazo de tierra existente. Pero no dieron con la caja negra, el Capitán la tenía muy bien escondida. Más adelante vemos como este se la ofrece a los malos por las vidas de su primer oficial y el de Burbuja que fueron secuestrados misteriosamente del barco en noches anteriores. Gracias al consejo de Julia, el Capitán sacrifica sus últimas esperanzas por encontrar tierra y hace que Julia reviente la caja por dentro y así perder la información, acto seguido le ofrece la caja negra (reventada por dentro, sin información) a los malos por las vidas de sus dos tripulantes.
Todos reciben muy contento la vida de sus dos amigos, y es ahí donde descubre que el primer oficial está curado del cáncer de próstata.

Tripulantes del Queen America, que salva el Capítán.
Belén Rueda, a punta con un arma a la hija del Capitán. 
Al perder la caja negra, aparece un pato en el barco y será gracias a este pato como los tripulantes del barco podrán seguir con la esperanza de poder encontrar tierra. Julia examina el pato y observa que en sus excrementos hay semillas muy verdes y que podrían encontrarse a pocas millas del lugar donde ellos se encuentra. Le pone un radar al pato y lo sueltan para poder seguirle y encontrar tierra, pero un desafortunado acontecimiento de una bomba conectada al timón del barco harán que pierdan toda esperanza por encontrar tierra. La bomba la resuelven pero pierden el control del pato.

Sobre el malo, malísimo de la serie Gamboa. Os puedo decir que él como Julia sabe las verdaderas intenciones sobre el grupo del generador de partículas, y este le cuenta a su secuaz Ramiro de que una pequeña parte de los que están en el barco son elegidos, pero... ¿elegidos para que? Ahí la trama no ha querido seguir avanzando. Sabemos que uno de esos elegidos es el sacerdote, ya que Gamboa da todo sus esfuerzos para salvarle de un pequeño accidente que tuvo en un capítulo, y le confiesa a Ramiro de que el sacerdote es un elegido.

Pero no esto no ha sido lo más importante, lo importante reside en las verdaderas intenciones del grupo del generador de partículas, ellos tienen un plan, un plan de supervivencia en el caso de que el generador de partículas se vaya a tomar por saco, como ya hemos podido ver en la primera temporada. Ese plan de supervivencia Julia lo conoce muy bien, se arriesgó comentárselo al Capitán en su despacho ya que esa información es muy confidencial y se jugaba la vida de todas las personas que estén en el barco. Cuenta que existe en el mar, una serie de puntos, unos puntos que son muy importantes pues esos puntos no son afectados por el generador de partículas, en total 7 puntos... 7 barcos.
Uno de esos barcos ya sabemos que es el Estrella Polar, y otro barco muy similar al Estrella Polar, pues ya que ha sido construido por las mismas personas, en este caso es un barco ruso. Por dentro del barco ruso podremos ver como es idéntico al Estrella Polar, vamos un barco idéntico al otro. Ahí se quedan y se independizan del resto de sus compañeros, Ulises y Aihnoa que ambos han sufrido lo que no está en los escritos en esta temporada. Por un lado Gamboa amenaza a Aihnoa de que no se junte con Ulises o su familia puede morir, pero más adelante Ulises averigua toda esa información y le planta cara. Esa venganza le cobra factura a Ulises y Aihnoa se distancia de él pero es casi al final de esta temporada como ambos no pueden estar separados y vuelven para estar juntos y buscar tierra por su cuenta en el nuevo barco ruso.

Mientras que el Estrella Polar va buscando tierra, ellos saben que también tienen el apoyo del barco ruso (un barco totalmente abandonado misteriosamente) y tripulado por Ulises y Ainhoa para buscar tierra. Pero... Ulises y Ainhoa no están solos, ahí lo han dejado hasta la nueva y tercera temporada.

Más o menos todo el argumento de manera muy resumida de esta temporada. Pero me gustaría destacar dos momentos, uno de esos momentos es cuando Piti y compañía descubren un nuevo camarote donde por lo visto habitaban esqueletos de unos tripulantes que ya murieron años atrás en el Estrella Polar debido a una grave enfermedad, entre ellos su antiguo capitan. Algo misterioso ronda en el misterio del antiguo Capitán y sus tripulantes. Entre esos esqueletos se hayaría un plano con siete puntos, ¿casualidad? Pronto los espectadores de la serie averiguaríamos gracias a Julia en que consistiría esos siete puntos (ya comentado arriba).
Por otro lado y segundo, quiero destacar el momento de la caída por una cascada que por lo visto no tenía muchos metros pero si ha servido para que cada personaje de la serie desvelará sus verdaderas intenciones, sobre todo intenciones de amor, en el caso del sacerdote de la serie que deja de ser sacerdote por amor a Vilma. Pero todo vuelve a su cauce y casi al final de temporada vemos como el sacerdote vuelve a serlo, por petición de Vilma, ya que ella no puede dejar a Piti en la estacada, pero le confesó que ella sentía un gran amor hacía él, y ahí lo dejaron.

Ha sido un tochazo enorme el que os he dejado como conclusión de esta temporada, suprimiendo aquellos argumentos que son menos importantes. Como ya he comentado al principio de esta reseña ha estado muchísimo mejor que la primera y poco a poco se va a asemejando a aquella serie que tengo tantas ganas de ver, una serie con acción y misterios que te dejan con la boca abierta al final de cada capítulo. Además me encanta la banda sonora que introduce en alguno de sus capítulos, mola mucho. Y también me ha encantado como juega con el espectador en el caso de la luz misteriosa que revelaba el lugar donde se encontraba un barco misterioso (una maqueta) en la sala de clases, muy buena idea por parte de los guionistas para dar suspense al capítulo.

Me planteo las siguientes cuestiones, ¿cuál es el objetivo principal del grupo del generador de partículas? ¿dónde pueden estar los astronautas que el Capitán quería salvar? ¿quién se encuentra en el barco con Ainhoa y Ulises? ¿dónde están los demás barcos? ¿cuándo sabremos el contenido del cuaderno escondido por Burbuja? Seguramente estas cuestiones que me planteo y algunas que tendréis vosotros se resuelva en la tercera temporada.


Vídeo: El Barco. Segunda Temporada.


Vídeo: El Barco. Tercera Temporada. (Adelanto)

Comentarios