Ir al contenido principal

Remodelando mi nueva biblioteca.

¡Hola!

Retomo mi viejo diario con una nueva remodelación de mi antigua y pequeña biblioteca que tengo en mi cuarto. La idea de la remodelación me vino a la mente cuando estuve estudiando para el próximo exámen. Me dije..., ¿por qué no desconectar un ratito y ordenar mi pequeña y vieja biblioteca? Biblioteca llamo a ese pequeño escritorio de cinco pisos que tengo en mi cuarto. Ojalá tuviera una biblioteca más amplia para poder poner todos los libros que me gusten, pero quizás para más adelante, ¿no?

Todo comenzó echando a un ladito todos los apuntes que estaba estudiando, para dejar todas las cosas que tenía de manera muy desorganizada ese escritorio.

Todo desaorganizado para ponerlo bien ordenadito en el escritorio.
Una vez que deposité todas los accesorios en la cama, me dispuse a coger un trapo y el spray para limpiar aquella suciedad que tuvieran. De paso le pasé un pequeño limpiado a los libros antes de depositarlo en su nuevo hogar remodelado.

Antes comencé por elegir que piso escogería para depositar todos mis libros, aunque sé que en un tiempo, si todo marcha bien, quizás necesite otro piso para depositar nuevos libros; pero en esta primera ocasión tenía que elegir uno y elegí el segundo piso. Un piso no tan bajo (por los peques de la casa), y un piso en el que pueda llegar sin problemas.

Pero en ese segundo piso se encontraba los libros de literatura que teníamos toda la familia en la casa, y los cogí y los puse en un piso más alto, ya que son libros que no se suelen coger mucho actualmente.

Todos los libros correspondiente a la "Literatura".
Entre ellos podremos destacar, "Campos de Castilla", el "Pomea de Mio Cid", "La Casa de Bernarda Alma", "La Colmena", entre otros.

Los "Playmobil", invaden la zona de literatura. ¿Cuál será el motivo?
Una vez que tenía libre todo el segundo piso, comencé a organizar los libros. En primer lugar, me dediqué a poner en un rincón los tomos de "Tsubasa Reservoir Chronicles". Y un par de figuras que tenía con esta colección. Espero algún día poder adquirir la colección de "Xxx Holic" (Clamp), ambas colecciones por Norma Editorial.

La colección de "Tsubasa Reservoir Chornicles". Dividida en dos partes.
Cuando terminé de colocar esta colección, me dediqué con los libros. Con los libros han sido con los que más he disfrutando colocándolos en la repisa. Cuando fui a colocarlos uno a uno, me recordaron todo lo que me han enseñado cada uno de ellos y también se encontraban aquellos libros que aún no me he leído pero que estoy por leer y espero que algún día me enseñen aquello que me tienen que enseñar.

Una primera tanda de libros.
Esta primera tanda de libros contiene los siguientes libros: Grimpow, La profecía de Lucrecia, Eragon, Eldest, ¿Dónde está Wally?, Merlin, Ángeles y Demonios, El Código Da Vinci, El Símbolo Perdido, El Hobbit, El Principito y Gran Hermano: Diario de una Guionista.

Una segunda tanda de libros.
Esta segunda tanda de libros contiene los siguientes libros: Crónicas de Narnia: las tres primeras entregas, La Sombra del Viento, Los Pilares de la Tierra, Robison Crusoe, El Mago de Terramar, El Ocho, Las Crónicas de la Torre (falta el primero que lo tiene mi hermana, y el cuarto aún no lo tengo), Moby Dick (un regalo de mi amigo Rober) y la Isla del Tesoro.

Una tercera y última tanda de libros.
En esta tercera y última tanda de libros contiene los siguientes libros: Juego de Tronos, y la saga de Harry Potter junto a los Cuentos de Beedle el Bardo.

Con el paso de todos estos años me he dado cuenta que los libros te enseñan valores y sentimientos que no conocías o tal vez no sabías como expresarlo en nuestro entorno, pero han sido ellos los primeros testigos de como los hemos aplicado a nuestras vidas. ¿Qué haríamos nosotros sin ellos? Yo pienso que nada. Ellos te enseñan, y ellos lo único que te piden es que les cuides y les ames por mucho tiempo. Y si te vas a una casa más grande, ellos estarán felices si también le proporcionas un nuevo hogar. Porque yo la verdad, sin ellos no me pienso ir a ninguna parte. Los amo. Les debo mucho rato de ocio, pero sobre todo momentos en los que necesitaba estar con alguien. Ellos se dejan abrirse para que aprendas de ellos. Ellos son los únicos que verdaderamente abren su corazón y su alma.

Por y para todos ellos, esta pequeña gran biblioteca.


Comentarios