Ir al contenido principal

Plantas medicinales: Membrillero, Saúco, Achicoria y Cola de Caballo. Cuarta entrega.

¡Hola a todos/as!

Llegamos a lo que se puede decir el ecuador de este nuevo verano, y con ello os proporcionaré una nueva entrega de las plantas medicinales. Debido al éxito que ha cultivado las tres entregas anteriores, os voy a adjuntar a continuación una nueva entrega, las otras dos entregas posteriores las podréis encontrar en el blog en los próximos días.

Disfruten de esta nueva entrega, en el que he puesto hincapié en aquellas plantas que nos podremos encontrar en verano, o a finales de este.

Anteriores entregas:

- Disponible la primera entrega de plantas medicinales: Castaño, Eucalipto, Albahaca y Anís.
- Disponible la segunda entrega de plantas medicinales: Laurel, Níspero, Manzanilla y Orégano.
- Disponible la tercera entrega de plantas medicinales: Limonero, Manzano, Perejil y Romero.

Sin más dilación os dejo con la cuarta entrega.

a) De los árboles/arbustos.

13. Su nombre: Membrillero.
Su descripción: Es un árbol caducifolio de hasta unos 5 metros de altura, de tronco tortuoso, con numerosas ramas irregulares. Las hojas son ovaladas o redondeadas, de borde entero y con el envés muy tomentoso. Las flores son blancas o rosadas y nacen solitarias. Produce frutos grandes y piriformes, los membrillos, de sabor muy acre, por lo que solamente se consumen hervidos.
Contiene taninos, ácido tártrico, pectina y propectina.
Su recolección: Los membrillos se recogen cuando pierden el tomento que los cubre, hacia comienzos de otoño.
Su cultivo: Se requiere un emplazamiento protegido y un suelo ligero y rico en humus. Puede cultivarse también como arbusto.
Su utilización: Con la decocción que se prepara con las semillas se tratan las quemaduras. El jarabe de membrillo sirve para aliviar la irritación de garganta. La mermelada de membrillo se emplea para combatir la diarrea.

14. Su nombre: Saúco.
Su descripción: Es un árbol caducifolio de hasta unos 10 metros de altura, con las ramas de color
pardo grisáceo y frecuentemente arqueadas. Tiene hojas compuestas formadas por folíolos ovalados o lanceolados, con el borde aserrado. Las flores, algo olorosas, muy pequeñas y blancas, se reúnen en densos ramilletes. El fruto es una baya globosa de color verdoso o blanquecino, que se vuelve negra al madurar.
Contiene tanino, anticiánico, aceites esenciales, sambunigrina, sambucina, nitrato potásico y vitamina C.
Su recolección: Sus frutos se recogen cuando están bien maduros; las flores, al abrirse; las hojas, de las ramas del año, y la corteza, durante el otoño, de las ramas de un par de años.
Su cultivo: Prefiere los suelos frescos y con cierta humedad. La multiplicación se hace por semillas o mediante esquejes.
Su utilización: La infusión de las flores se utiliza para lavar la piel inflamada y para empapar compresas para el tratamiento de furúnculos. La decocción de las bayas es útil para combatir el estreñimiento.

b) De las flores.

15. Su nombre: Archicoria.
Su descripción: Es una planta vivaz de hasta 1 metro de altura, muy ramificada y de raíz cilíndrica. Las hojas inferiores están divididas, mientras que las superiores son lanceoladas. Las flores nacen en verano en la axila de las hojas, solitarias o reunidas en pequeños grupos, miden de 3 a 4 centímetros de diámetro y son por lo general azules, aunque a veces pueden presentarse blancas o rosadas.
Contiene principios amargos, taninos y colina.
Su recolección: La hierba en flor se recoge a principios de verano y se seca al aire. La raíz se extrae del suelo a finales de otoño, se limpia y se seca en un lugar fresco y ventilado.
Su cultivo: Es una especie rústica, que crece en cualquier tipo de suelo.
Su utilización: Se emplea como tónico, aperitivo y estomacal. Las hojas frescas se consumen en ensalada. Las tisanas e infusiones se preparan con las hojas o la raíz. Ésta sirve también para obtener un sucedáneo del café.

16. Su nombre: Cola de Caballo.
Su descripción: Es una planta vivaz que produce dos tipos de tallos, unos pequeños a finales de
invierno, y otros desarrollados que poseen nudos a intervalos regulares, de los que parten numerosas hojitas. Alcanza unos 30 centímetros de altura. Produce esporas en una especie de espiguillas que nacen en el extremo de los tallos.
Contiene sílice, ácido gálico, resina y glucósidos.
Su recolección: Se recolecta en primavera la planta completa, utilizándose los tallos provistos de hojitas.
Su cultivo: Crece bien en suelos arenosos y húmedos, y puede presentarse como invasora en los cultivos.
Su utilización: En infusión se utiliza como diurético. La decocción se emplea en las afecciones pulmonares. Contra las hemorragias se usan compresas o torundas de algodón empapadas en una infusión o decocción de equiseto.

Comentarios