Ir al contenido principal

Crónicas: Una fiesta sorpresa, y el desafio de los jugones.

¡Hola!

Os quiero hablar en este post sobre un acontecimiento que ocurrió hace dos semanas en mi casa con mis amigos. Ese día fue en la semana del puente y concretamente el sábado. Mis amigos y yo, estuvimos pensando desde hace unas semanas organizar una fiesta sorpresa por los cumpleaños pasados de nuestra amiga Paloma y de su novio Juan.

Pues bien, la idea fue cogiendo más fuerzas y les propuse de organizarlo en mi casa en plan fiesta sorpresa. Y así fue.

Por la mañana de ese mismo día nos fuimos Jota, Loreto, Juan Jesús y yo a comprar algunas cosillas para la fiesta al Mercadona, creo recordar que habíamos quedado a eso de las cinco en las puertas del Mercadona. Una vez que salimos de comprar las cosas necesarias para la merienda sorpresa de los cumplañeros nos marchamos a mi casa a organizar la fiesta sorpresa. Pusimos globos que yo había comprado días anteriores y lo pusimos en las sillas para que la fiesta tuviera algo más de color, luego Jota y Loreto se encargaron de hacer unos carteles con unos rotuladores muy gastados pero les quedaron muy bien.

Jota y Loreto, añadiendo sus carteles a la fiesta.
Pasaron los minutos y pusimos lo que sería los primeros platos de la fiesta. Unas patatas, fruto secos, las primeras bebidas entre otras cositas.

Los primeros platos de la fiesta sorpresa.
Minutos más tarde llegaría nuestro primer inquilino y se trataba de Juan. Llegaba con un abrigo que le tapaba todo, normal es que ese día hacía bastante frío, me encargué de recibirlo. En primer lugar le mandé a mi cuarto a que dejara sus cosas, y me fijé que el tenía una bolsa con premios suculentos para una especie de concurso que iba a llevar a cabo (pero lo explicaré más adelante). Poco a poco le dirigí hacia el salón donde estaba todo organizado pero con las luces apagadas y el resto de nuestros amigos bien escondidos, y de ahí lanzamos el primer..., ¡Sorpresa!

La llegada del primer cumplañero
La llegada de la segunda cumplañera.
Juan le encantó un montón nuestra sorpresa pero ya algo se había enterado puesto a que yo le comenté días anteriores de que estábamos organizando algo para ellos y tal, claro metí un poco la patilla pero bueno lo importante es que no supieron de que se trataba, jejeje.

Minutos más tarde llegaba la última cumplañera que nos faltaba, se trataba de Paloma, Pal para los amigos. Y me encantaba esa cara de felicidad que se le inundaba al ver todo lo que habíamos organizado para ellos, creo que lo que más ilusión le había hecho eran los carteles de Jota y Loreto.

Pal, rayante de felicidad y a su lado Loreto una de sus mejores amigas.
Pasaban las horas y nosotros habíamos terminado de comer los primeros platos, y Juan se levantó de su sitio y comenzó a organizar su propio concurso dedicado a nosotros. Un concurso que se trataba de preguntas de cada uno en plan trivial, por ejemplo: Juan proponía una pregunta dedicada a cada uno de nosotros, yo me levantaba ponía mis dos opciones y Juan ponía las otras dos opciones, el participante que acertara se llevaría un punto, o medio punto si nada más que has acertado una opción de las dos. También entraba música "friki" del youtube y que nosotros deberíamos de acertar de que se trataba.
Pues bien el ganador del concurso fue nuestro amigo Jota, y yo quedé en segundo lugar (gracias a esas músicas de los sims o bien del cityville, jajaja).

Jota, el ganador de la cesta de Kinder de Juan.
Yo, ganador de la cesta de gominolas de Juan.
Para Jota por haber ganado en primer lugar se llevaría una cesta de Kinder, y para mí una cesta de gominolas. A cuál más rica.

Los dos premios a repartir en el concurso de Juan.
Loreto se había traído su portátil para cantar unas canciones, pero al final lo dejamos para otro día. Una vez que concluyó el concurso de Juan vino la rica comida que nos hace el chef por excelencia Juan Jesús (Zell) de la típica pasta con queso, con huevos y trocitos de salchichas. ¡Muy rico! Como postre sacamos la tarta que le habíamos comprado a los cumplañeros, que es la típica tarta que por excelencia es la favorita de todos nosotros, la redondita de chocolate del Mercadona, se me olvidó hacerle fotos pero bueno os podréis imaginar de cuál se trata. ¡Os la recomendamos!

Una vez que nos habíamos comido la tarta nos dirigimos a mi habitación para dar comienzo un juego de los míos pero que se fue todo al traste debido a que era muy tarde y la comida que nos habíamos comido nos hacía el estómago muy pesado. Pero una de las pruebas que os puedo destacar es la típica prueba de tener los ojos vendados y averiguar que es lo que estás probando, y también una del monstruo que tampoco tengo fotografías pero se trata de meterte debajo de una manta y buscar unos aros por el camino y colocarlo en un cono al final del recorrido. Entonces al ver que era muy tarde y todos estaban muy cansados lo que hice es recortar mucho el juego y nos pusimos a echar unas partidas al Mario Kart Wii de nuestro amigo Juan. Y para los dos mejores del juego les regalé dos premios muy buenos y divertidos.

Loreto, con una de las pruebas de mi juego.
Todos jugando al Mario Kart de Wii de Juan.
Una vez que todo había acabado todos se marcharon y yo la verdad es que estaba muy contento de que la fiesta sorpresa para Paloma y Juan haya estado muy divertida y simpaticucha.

Ojalá que días como estos vuelvan a ocurrir pronto. Nos lo pasamos muy bien.

Un abrazo.

Comentarios

  1. Casi igualito que yo contando los días inolvidables xDDD

    Muy buen día, aunque después de comer yo ya estaba para el lastre xD

    ResponderEliminar
  2. Dia 100% repetible :). Muy chulas las fotos y la crónica! ^^. Perdona q no comente más pero tengo la mente algo agotada para estar inspirada xD.

    Solo diré q menos mal q no me tocó probar la naranja, porq sino yo q tu corría Curro... y mucho.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario