Ir al contenido principal

Unas prácticas en el Quintanilla, que son inolvidables.

¡Hola a todos/as!

¿Cómo os encontraís? Espero que en esta ausencia esteís todos muy bien. Muy pronto dará por finalizada mi último año de prácticas se acaba lo bueno y debo de volver a la rutina de la facultad.

Este año he sentido como la profesión de docente me va gustando muchísimo más que en otros años anteriores de prácticas. Algunos ya lo sabeís, pero este año he cambiado de escuela pues pienso que si llego a conocer otras escuelas, otros profesores y otros alumnos, iré conociendo otros modos de actuar diferentes al resto de las demás escuelas.

La verdad es que en la escuela en la que me encuentro aún (terminaré el 4 de Marzo), me ha enseñado muchísimo, mi maestra supervisora ha sido encantadora y mis alumnos de prácticas de tercero de primaria...¡los mejores!

Esta semana terminé de exponer una unidad didáctica sobre el tema del agua, que sus fichas y control han sido construidas por mí y entregados a los alumnos. Los alumnos han aprendido a través de actividades lúdicas algunos que otros conceptos (como el ciclo del agua), en la que a través de un concurso se lo han pasado...¡¡pipa!! Con premios o recompensa como queraís decirlo, en los que si acertaban con la pregunta que yo les indicaba (salían a la pizarra y entre todos construíamos un dibujo que ocupada toda la pizarra), se llevaba un paquete de chucherías o los tipícas patatas de gormiti que se han puesto tan de fama entre ellos.

Pero eso sí, yo me quedo más con la parte anterior..., el control. En la sesión anterior con el concurso final, les hice el control sobre todo lo que han aprendido a lo largo de siete sesiones y me han sacado..., ¡grandes notas! Unos chicos que no suelen tener tanta nota, han sacado notables y sobresalientes, ¿a qué puede ser debido? Pienso que en la manera de introducir en el tema a un personaje que les animaba en cada ficha a hacerlas les han motivado (personaje que les animaba con una frase en plan cómic, con una frase) y se han sentido con más ganas de encontrarse a esa gota de agua. Esa gota de agua es la que veís arriba, se trata de "Gotín", una gota de agua que presentaba cada ficha que yo les entregaba al finalizar cada apartado del tema.

Gotín ha estado hasta en el control, donde ellos le dibujaron y le pusieron una frase u oración de despedida a su personaje gotín. Le dieron vida. Una vez dibujado, les dije que me pusieran una frase de despedida, ellos se sintieron con tristeza pues en muchas de esas frases que yo me podría encontrar corrigiendo eran:

- "No te marches gotín, quiero que estés conmigo durante todo el curso".
- "Gotín, te hecharé de menos".
- "Te llevaré en mi corazón, Gotín".

Y entonces no me equivocaba el personaje les motivaron para continuar con su travesía en el mundo del agua. Aunque ellos estén en tercero de primaria, y algunos piensan que son mayores la verdad es que si le damos una cosa que salga de su rutina diaria de todos los cursos ya los ven con otros ojos y lo disfrutan al máximo, ¡doy fe de ello!

Ya en el concurso pude observar lo que habían comprendido con el apartado del ciclo del agua con el concurso..., ¡todo genial! Aunque fue explicado en su debido momento, y caido también en el control que les presenté. Este mural era algo complementario, algo más divertido.

Por último deciros, que hoy hemos celebrado los maestros de prácticas en el colegio el Día de Andalucía. Propusimos a la dirección del centro una gymkana titulada: "Todos unidos por Andalucía". En los que los alumnos conocerían algo más sobre las provincias de su comunidad autónoma, yo he acabado molido pero eso sí es muy gratificante la felicdad que corrían en sus caras al hacer la gymkana. Y eso que pensamos que en menos de una semana no nos darían tiempo en pensar en la gymkana y montarla. Pero todo salió bien, y la verdad es que estamos muy agradecidos por el servicio prestado de los materiales por parte de todo el profesorado del centro. Nos han facilitado mucho en la construcción de la gymkana.

Nada más que añadir. La verdad es que he tenido una gran y hermosa aventura en este colegio. He aprendido más de lo que pensé que podría aprender. El respeto, la solidaridad y el cariño. Mi corazón es muy duro como un hueso pero ellos lo rompen, con su ternura. Y no olvidarme ese abrazo de todos ellos cuando llegué a la clase y todos se levantaron a abrazarme, ¡parecíamos una bola de brazos! Fue muy divertido, y sentía sus corazones y esas pequeñas vocecitas de que no querían que me marchase.
La verdad es que me tengo que marchar, para comenzar un último y nuevo cuatrimestre en la facultad. Pero jamás olvidaré lo que he aprendido en el Quintanilla. Dirección, Maestros y alumnos.

Todos, si llegaís a leer este mensaje, gracias por ser tan maravillosos conmigo y con mis compañeros de prácticas. Gracias. Bueno, aún me queda otra semanita. Déjemonos de tristezas, jejeje.

Y a vosotros comentaros que a partir de hoy iré dejando algunos que otros posts en este "Mi Viejo Diario", nuevamente que estaba en este baúl cogiendo polvo, jejeje.
Ser felices, y a todos los andaluces pasar un buen puente. Y a los demás, ser felices y pasar una buena semanilla.

Muuuuuacks!!

Comentarios

  1. Curro, me encanta tu experiencia como profesor, aunque no recuerde sus nombre, sigo recordando el cariño y aprecio que les tenia a mis profesores de prácticas cuando era una pequeñaja. Y más reciente, sé lo gratificante que es trabajar con niños, hasta el punto de seguir aceptando el trabajo de "paje real" año tras años (y van tres XD) se ve que los disfrutas, y ellos disfrutan contigo. Sigue así, que no hay nada mejor que un profesor que aún no ha perdido sus motivaciones para ser tal. Enséñales a divertirse aprendiendo y puede que en un futuro, cuando ni siquiera recuerden tu nombre, sí recuerden a un profesor que les inspiró a ser lo que son

    ResponderEliminar
  2. Gotín también se ha hecho un huequito en mi corazón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario