jueves, 31 de diciembre de 2009

Especial: ¡Feliz Año 2010! Mi anuncio favorito de TV del 2009.

¡Hola a todos/as!

Comienza dentro de muy pocas horas el nuevo año y para celebrarlo os voy a poner cual ha sido mi anuncio favorito de la televisión. ¿Cuál creeís que será?

Pues ahora os lo voy a mostrar y con él anuncio cerramos este año 2009, gracias por estar siempre ahí y nos vemos en el 2010.

¡Feliz año 2010! Y que vuestros mayores deseos se hagan realidad en este año que entra.

¡Ser felices y pasarlo bien!

Mi anuncio de la televisión favorito en este año 2009 es el siguiente:


martes, 29 de diciembre de 2009

Un poquito para navidad.

¡Hola a todos/as!

Es muy tarde y aún no me he acostado pero no me encuentro muy bien y necesitaba desahogarme con mi blog, el baúl místico. Un baúl que en su anterior post alcanzó la cifra de cincuenta posts. Un blog que os habrá: entretenido, reído, llorado, sufrido en cada uno de sus posts. Pero antes de que acabe el año me gustaría recordar de aquellas personas que no tienen dinero suficiente para comprar los regalos de los reyes a sus hijos.

¿Cuántas familias pueden verse identificada? Miles, amigos míos. ¡Miles! Pero no solo en nuestro país, sino en muchos más otros países. Muchas familias están pasando el mal trago de no poder regalar a sus hijos un pequeño regalo o ese pequeño cubilete que veís en la imagen.

Caminando hoy por las calles de mi ciudad con mi perro, veía como una madre corría con su hija sin parar calle abajo para no mojarse de la lluvia y se metieron a un portal para refugiarse, pero hay muchas madres que no tienen ni portal y que lo pasan en las calles con sus cartones, con sus mantillas todo el frío invierno. Al lado de ellas podremos encontrar sus platillos con céntimos que no llegan a más de cincuenta céntimos, esas madres se ponen en las colas de los pequeños supermercados para poder recoger algún que otro dinerito para poder acumularlo y así hacer un buen regalo a su hija y que su hija tenga un buen regalo para los reyes magos.

¿Sabeís amigos míos? Para mí eso ya es un regalo para los reyes. El esfuerzo que toda una madre o un padre, hacen por sus hijos es el mayor regalo de reyes que un niño puede tener. La verdad es que, ¿para que importa tener una videoconsola, o un pack de dvds o una televisión plasma? Si lo poquito que hay en esta vida uno debería de darse por sastifecho, y que cada niño debe de darse cuenta que una madre o un padre no perdura toda la vida, debemos de darle todo el cariño del mundo y si nos llegase ofrecer algo para ese día seís de enero debemos de rebolearlo al sofá y coger a nuestros padres y pedirles el mayor regalo que nosotros podamos tener, un gran abrazo que nuestros corazones choquen con sus corazones, cerrar los ojos y pensar..., ¡mi mayor regalo eres tú!

Darnos cuenta en estos tiempos díficiles que con lo poquito que recibamos en estas navidades es más que suficiente, pues lo importante es el cariño de la persona que tenemos a nuestro lado.

Gracias a todos vosotros y vosotras por leerme, lo siento necesitaba desahogarme y esta era la única manera de hacerlo.

Para terminar, aunque mi madre y mi padre no está en la situación que os he contado, siempre valoraré el gran esfuerzo que hacen ellos por mí y por todas mis hermanas, y si alguna vez leen este post, espero que ellos se sientan algún día orgullosos de mí.

Gracias papá por todo el cariño que me has dado, y gracias mamá por toda tu enorme paciencia conmigo y por estar siempre buscando las alternativas necesarias para hacerme feliz.

Y a todos vosotros, ¿me podeís dar un abrazo?

jueves, 24 de diciembre de 2009

Cuento: El Misterio Mágico de la Navidad. Capítulo 2: Sorpresas para navidad.

¡Hola a todos/as!

Os presento el desenlace de este pequeño cuento que comenzó el martes pasado, hoy llega su segundo capítulo y con ello el final. Un final muy emotivo. Deciros que al escribirlo, sentí como se me ponía los pelos de punta, ojalá que esa navidad la tuviera todo el mundo.

Una navidad mágica, con ilusiones, alegría y felicidad.

Con ello os deseo que paseís una feliz noche buena, ¡nos vemos!

Dedicatoria: Se lo dedico a todas las personas que no están pasando una buena navidad, y decirles que tienen todo mi cariño y que les deseo una muy buena felicidad para ellos/as y sus familias.

Por otro lado se lo dedico a mis sobrinos, en especial a mi ahijado "Stéfano".

Cuento: El Misterio Mágico de la Navidad.

Capítulo 2: Sorpresas para navidad.


En el capítulo anterior los dos elfos llamados Dominic y Gruper, se apoderaron de la bola especial de nuestro pequeño amigo Stéfano y este le sorprendió en el momento en el que se llevaban su bola preferida.

Stéfano: ¡Vosotros dos!

Dominic: ¿A nosotros?

Gruper: ¡Oh, Oh! Nos ha visto.

Dominic se acercó al televisor donde se encontraba Stéfano. Y se dispuso a inventarse algo para que no se dieran cuenta de que ellos eran elfos.

Dominic: Mira “muchachín”, nosotros somos de la mafia…

Stéfano le interrumpió.

Stéfano: Si claro, y yo soy del FBI. Por eso estoy aquí escondido a ver lo que hacéis vosotros, ¡no te digo!

Gruper, le dio un codazo a su compañero.

Gruper: Nos ha descubierto.

Dominic: Mira somos elfos, ayudante de nuestro jefazo, Papá Noel. Hemos venido a llevar esta bola que tiene mi compañero entre sus brazos para llevarlo a las estrellas.

Gruper: Eso, eso.

Stéfano: ¿Pero porque se la tenéis que llevar a las estrellas?

Dominic se acercó al rostro del pequeño con las cejas fruncidas.

Dominic: Para que acumule un gran poder, el poder de las estrellas de la noche de navidad.

Gruper: Solo estará acumulando hasta que tengas siete años.

Stéfano: Pues ya tengo siete años, ¿eh?

Dominic: ¿En serio? ¡GRUPEEEER!

Gruper se escondió debajo de la almohada de Stéfano que tenía escondido detrás del televisor. Dominic se acercó, metió la mano y sacó a su compañero de un jalón de orejas.

Dominic: ¿Has reparado la calculadora especial de edades en el taller de Papá Noel?

Gruper: Ups, se me olvidó.

Dominic: ¿Se te olvidó? A mi se me va a olvidar de que te vas a quedar sin regalos de navidad.

Gruper: No, por favor.

Gruper se puso de rodillas.

Stéfano les interrumpió.

Stéfano: Oye, no enfadaros que estamos en navidad. ¡Hay que ser felices y pasarlo bien!

Dominic: Entonces, este año es el último año que no las llevaremos.

Se puso la mano en la barbilla, pensando.

Gruper: Echaré de menos, llevar la bola a las estrellas de la navidad. Estos siete años han sido fantásticos, ¿verdad Dominic?

Gruper se acercó le dio un gran abrazo y le quiso dar un beso.

Dominic: ¡Ey!

Dominic alzó sus brazos y lo separó.

Dominic: No me seas un besucón, pareces la babosa del primo Gregorio.

Gruper: Pues a mí me encanta mucho jugar con la babosa, es tan “suaaave”.

Dominic y Stéfano: ¡Puag!

Dominic: Dejemos de hablar tanto, y vámonos Gruper. Nos espera un buen camino que recorrer. Pero antes...

Se escondió la mano derecha en el bolsillo derecho. Algo tenía en el puño, se acercó a Stéfano y se lo sopló en la cara.

Stéfano: ¿Qué me habéis echado? Tengo, tengo..., sueño.

Stéfano se cayó al suelo, y se quedó dormido.
Los elfos se desvanecieron del salón y de repente apareció el padre de Stéfano, Nick. Entró al salón a oscuras, lo cogió en brazos y lo metió en su cama.

Nick se acercó a su cara y vio una especie de purpurina dorada, sonrió y se marchó de la habitación. Se dirigió al salón y se acercó a la ventana, en la barandilla se encontró a Dominic y a Gruper.

Ambos elfos se arrodillaron.

Dominic: Todo está punto para lo planeado, jefe.

Gruper: Si, Nick. O mejor dicho...

Dominic y Gruper: Nicolás. Papa Noel.

Nick: ¡JOU JOU JOU! Sois muy traviesos, pero habéis hecho un buen trabajo durante todos estos siete años. Nos vemos en la noche de navidad, como todos los años.

Dominic y Gruper: Si señor.

Nick: Levantaos amigos míos, y ahora a divertiros.

Llegó la cena de noche buena, la familia de Stéfano estaba al completo. Stéfano con gran ilusión le contó a sus primos lo sucedido en esa misteriosa mágica noche de navidad.
Al terminar la cena, después de hermosos villancicos, la familia se despidieron, y Stéfano se volvió corriendo a su cama pues sabía que Papa Noel le iba a traer montones de regalos para él, pero lo que no sabe nuestro pequeño protagonista es que esta noche de navidad seria muy especial para él.

Se encontraba durmiendo en su cama y unas chispas de color azul y violeta giraban alrededor de su cuerpo y flotando fue hacía el salón. Sus ojos aún estaban cerrados. Su cuerpo se apoyó en la ventana de la terraza, Dominic el elfo abrió la ventana y este le dio un pequeño golpecito en la nariz.

Dominic: Despierta dormilón.

Stéfano: ¿Qué pasa? ¡AYYY!

Se asustó, al ver al pequeño elfo.

Gruper: ¡Shhh! Vas a despertar a tu madre.

Stéfano: ¿Y mi padre que...?

Dominic: Tu padre está...

Dominic y Gruper a la vez señalaron hacía una preciosa luna llena y pasó fugazmente un carruaje precioso con renos que le indicaba el camino. Encima montado con su traje típico iba Papa Noel.

Stéfano: ¿Papá?

Nick: Si mi pequeño, yo soy Papa Noel. ¡SORPRESA!

Stéfano se puso muy feliz, los pequeños elfos le invitaron a subirse al carruaje, el pequeño se puso al lado de Papa Noel y los pequeños elfos detrás con el saco de los juguetes.

Stéfano: Papá, digo..., Papa Noel. ¿Tienes alguna mantita o algo? Es que tengo un poco de frío.

Y Papa Noel le ofreció un mantón de color rojo con los filos verdes.

Stéfano: Gracias.

Nick: ¡Llegó el gran momento!

El carruaje se paró muy cerquita de las estrellas y Papa Noel le dio la bola a su hijo.

Stéfano: ¡Mi bola preferida!

Nick: Quiero que leas la frase que pone la bola.

Stéfano: Si me la sé de memoria, pone "La magia de la navidad siempre se encontrará más allá de las estrellas".

Nick: Así es, ahora acerca la bola a las estrellas y con su luz verás una sorpresilla.

Stéfano no pudo aguantar las lágrimas de la ilusión que tenía y además del frió que hacía. La luz de las estrellas entró en su bola de navidad como si fuera un río que le entra su agua por primera vez, recorrió poco a poco por todo el dibujo que tenía debajo de la descripción y apareció un hermoso dibujo.

Se trataba de su abuelo que le agarraba de su mano y acto seguido de su madre y su padre vestido de Papa Noel. Su alegría era infinita.

Stéfano: (Abrazando a Papa Noel) ¡Es el mejor regalo que he tenido en mi vida! Por fin sé el secreto que se esconde en mi bola.

Al achucharle, observó que tenía un pequeño paquete dentro del traje.

Stéfano: ¿Qué tienes ahí, Papa Noel?

Nick: ¡JOU JOU JOU! Recuerda que soy tu padre, ¿eh? ¡JOU JOU JOU!

Stéfano se sonrojó.

Nick, sacó de su pecho un pequeño paquete y se lo dio a Stéfano.

Stéfano: ¿Qué es?

Nick: Un regalo muy especial para tu madre, se trata de la muñeca de trapo que nunca recibió.

Stéfano: ¿En serio? ¡GENIAL!

Era la primera vez que Stéfano estaba tan alegre, abrazó a Papa Noel y se quedó dormido.

A la mañana siguiente.

Carla: ¡Cariño! ¡Despierta! ¡Ya están aquí los regalos! ¡Ha venido Papa Noel! ¡Corre!

Carla despertó a su hijo y estaba muy feliz, tenía entre sus brazos la pequeña muñeca de trapo. Stéfano al verlo se puso muy contento y abrazó a su madre.

Se fueron corriendo al salón a abrir los regalos, pero de repente alguien llamó a la puerta.

Stéfano abrió la puerta y se trataba de su padre. Stéfano le dio un codazo a su padre, pues tenía el gorro en el bolsillo y se veía. Su padre le guiño un ojo y se lo puso en la cabeza. Pero a todo esto, a Carla no le importaba pues estaba radiante de felicidad al ver a su familia tan feliz.

Ahora sí, todos estaban muy felices comiendo un tronco de navidad de chocolate que les había traído Nick, se pusieron a cantar villancicos de navidad sin parar, con gran alegría e ilusión.

¡Feliz Navidad!

Fin.

martes, 22 de diciembre de 2009

Cuento: El Misterio Mágico de la Navidad. Capítulo 1: Magia.

¡Hola a todos/as!

Llegó el momento de poneros el primer capítulo de mi primer cuento navideño que he estado llevando estos días para todos vosotros que formaís parte de "El Baúl Místico", espero que os guste mucho. Con esto estrenamos una nueva categoría denominada: "Cuentos".

No olvidaros que dentro de un par de días, concretamente el próximo día 24 de Diciembre tendreís a vuestra entera disposición el desenlace a este cuento. Un desenlace realmente mágico y maravilloso.

Cuento: El Misterio Mágico de la Navidad.

Capítulo 1: Magia.


Nos encontramos en una ciudad donde las estrellas brillan sin cesar, todas las casas tienen preparados sus decoraciones navideñas, todas excepto una.

Un niño de unos sietes años de edad se encontraba delante de un árbol de navidad sin ningún objeto navideño aún, pero la casa estaba repleto de tiras navideñas, el portal de belén, y lo que faltaba era el árbol de navidad.

El niño se llama Stéfano, su pelo es de color rubio y ojos claros, se encontraba delante del árbol muy dudoso y muy gracioso con su mano derecho en la barbilla, pensando.

Stéfano: Papá, este año creo que no voy a poner el árbol de navidad.

Nick: ¿Porqué hijito?

Nick, es su padre. Tiene una gran panza, y tenía una barba de color crema que le cubría toda su cara. Tiene unos 40 años edad.

Stéfano: Porque si coloco mi bola preferida, seguro que desaparecerá durante la navidad.

Su padre se echó a reír.

Y por detrás abrazando a su hijo se encontraba la madre de Stéfano, Carla.

Carla: Mira que eres mayor y aún sigues pensando que tu bola desaparece (suspirando) ains…, mi pequeño. Y le dio un beso en la mejilla. Ya verás que tu bola no desaparecerá.

Stéfano: Pues entonces no entiendo porque todos los años desaparece.

Su padre le tocó la cabeza.

Nick: ¡Fantasías, mi pequeño! Pero quien sabe, a lo mejor algo extraño ha pasado y…

Carla: Cariño, no le metas más fantasías a nuestro hijo. Haber si el que va a tener imaginaciones fantasiosas vas a ser tú y no nuestro hijo.

Nick, se puso colorado y se echó a reír

Carla, una mujer con el pelo castaño. De compresión normal, ni gruesa y ni delgada. No es muy navideña pues cuando era pequeña ella le pidió a Papa Noel una muñeca de trapo, pero nunca le trajo su muñeca de trapo favorita, y desde entonces no le gusta tanto la navidad, un mal recuerdo que hace que odie la navidad.
Pero gracias a su marido, la navidad se les hacía más llevadera y más simpática.

Comenzaron a decorar el árbol de navidad con montones de accesorios navideños: bolas de nieves, bolas de color azul, bolas de color rojo, muchos accesorios navideños por todo el árbol pero había un accesorio que era muy importante para la familia y más para el pequeño Stéfano, se trataba de una bola de color rojo que tenía unas descripciones de color doradas.

La bola se lo hizo su abuelo antes de morir y ponía lo siguiente:

”La magia de la navidad siempre se encontrará más allá de las estrellas”.

Pero debajo de esta tenía un dibujo que el pequeño y ningún miembro de su familia han podido describir, ¿qué querrá decir ese misterioso dibujo?

Siempre esa bola era colocada en lo alto del árbol de navidad y cuando el pequeño Stéfano colocaba su bola con ayuda de su padre, siempre se acordaba de su abuelito que está en el cielo.

Llegaba la hora de irse a dormir, su mamá le dio un gran baño de agua calentita y le puso un pijama de color azul, le acostó en la cama y le dio las buenas noches.

Carla: Que descanses mi pequeño, hasta mañana.

La madre se marchó hacía su dormitorio, y dejó la puerta entre abierta.

El pequeño de un salto sacó una mochila de debajo de su almohada, pero la tuvo que esconder muy rápido pues su padre se asomaba por la puerta, se acercó y le dio el beso de buenas noches.

Stéfano, se hacía el dormido, el padre se marchó de la habitación y dejó la puerta entre abierta.

Una vez que su padre se había marchado se levantó de la cama muy despacio, sacó su cabeza al pasillo y se puso a mirar por si alguno de sus padres estaban despiertos.
Levantó su almohada y sacó su mochila.

Stéfano: ¡Esta es la mía! ¡A por todas!

De la pequeña mochila sacó una gorra de detective y se la puso en la cabeza y también sacó una pequeña linterna, no alumbraba mucho porque tenía muy pocas pilas.

Se dirigió hacía el salón con su gorra puesta, su linterna y sujetado por su brazo izquierdo la almohada. Allí se encontraba un árbol de navidad apagado. Los padres siempre lo apagaba cuando se iban a dormir, pero todas las mañanas lo volvían a encender.

Se acercó al árbol por si se encontraba su bola y suspiró.

Stéfano: Menos mal, mi bola sigue ahí. Me pondré detrás del televisor.

Se escondió detrás del televisor que se encontraba en una esquina del salón, pero tenía una vista muy buena al árbol, echó la almohada en un rincón y apagó su linterna. Y se puso a mirar el árbol.

Stéfano: Ahora voy a saber porque desaparece del árbol mi bola.

Pasaron horas y horas, y nuestro pequeño amigo se quedó dormido acurrucado en su almohada detrás del televisor. Pero de repente el árbol de navidad se encendió, y nuestro querido amigo se refregó sus ojos, no veía muy bien.

Stéfano: ¿Pero no estaba el árbol de navidad apagado? ¿Estaré soñando?

¡Flish, Flish!

Escuchó como se movían las ramas bajas del árbol de navidad.

Stéfano: ¿Qué ruido es ese?

Cogió su linterna y lo enfocó hacía la parte baja del árbol de navidad pero las pilas se acabaron, y el lugar solo estaba iluminado por las luces del árbol.

Stéfano: ¿Qué es eso?

Unas pequeñas personas andaban alrededor del árbol de navidad, era unos pequeños elfos con sus orejas puntiagudas y sus ropas eran de color verde y marrón, tenían unos gorros alargados de color morado, sus caras eran parecidas a las de un humano pero sus ojos eran muy rasgados.

Dominic (Elfo): Vamos a coger esa bola.

Gruper (Elfo): De acuerdo, pero debemos de tener cuidado. Ten en cuenta lo que nos dijo nuestro jefe Papa Noel, que tuviéramos cuidado con Stéfano que nos podría descubrir.

Dominic (Elfo): No te preocupes. Allá voy.

Dominic, alzó la mano y haciendo circunferencias salió unas chipas de color azul y violeta.

Dominic (Elfo): ¡Trunbanl Ferxar Meruntila!

Las chispas se dirigieron hacía la bola de Stéfano y la hizo bajar a los brazos de Gruper.

Gruper: (Elfo) ¡La tenemos! ¡Que traviesos somos!

Dominic y Gruper, se rieron. Stéfano se quedó paralizado no daba crédito lo que veía con sus ojos.

Stéfano: ¿Existen los elfos?

Su nariz le empezó a picar, y estornudó.
Stéfano: ¡AAA…AAA…, CHIS!

Los elfos se dieron la vuelta y observaron a un Stéfano muy desconcertado.

Continuará…

domingo, 20 de diciembre de 2009

viernes, 18 de diciembre de 2009

Destruyen una escultura de Bernadí Roig, por un estudiante de bellas artes.

¡Hola a todos/as!

Ayer con el periódico en mano, concretamente "El Mundo", leí una noticia que me impactó. Una noticia que a más de uno le impactaría la verdad, donde un estudiante de Bellas Artes destruye una fuente valorada en 30.000 € y por lo visto todo había sido parte de una borrachera mientras que otros opinan que han sido por asco, más información a continuación.



Detenido en Valencia un licenciado en Bellas Artes que actuó por asco.
  • Lo sucedido:
Se trata de un hombre de 32 años, que fue detenido la pasada madrugada del domingo pasado, acusado de provocar daños graves a la escultura de Bernadí Roig Fountain, ubicada en la explanada exterior del Insituto Valenciano de Arte Moderno de Valencia (IVAM).

El autor de los daños licenciado en Bellas Artes, ha sido acusado de un delito contra el patrimonio artístico, al destruir la obra, una fuente en la que un individuo expulsa agua por la boca y que está valorada en 80.000 euros.

Hizo unas declaraciones a el periódico "El Mundo", ya en libertad pero con cargos y comentó que el incidente fue consecuencia de una noche de fiesta en la que tomó alguna cerveza de más, eso sí "arrepentido" por lo sucedido. "No sabía que la pieza fuera tan valiosa, sobre todo viendo que estaba en la calle".

El acusado contó lo ocurrido apuntando que tiró la escultura, porque la imagen estaba sin fijar al suelo. "Es como si te apoyas en una farola y está suelta", dijo. Negó que quisiera romperla a propósito.

En cambio, según recoge Europa Press, el protagonista lo habría hecho por el "asco" que le daba la visión de la escultura.
  • Las consecuencias:
En declaraciones al "El Mundo", Bernardí Roig mostró su repulsa por el atentado contra su obra: "Condeno absolutamente la agresión. Es uno de los riesgos que suceden cuando se comparte una obra en el espacio público".

El mallorquín, se sintió perplejo de que haya sido un estudiante de Bellas Artes., y afirmó que las obras están para provocar emociones, incluso emociones extremas como el asco.

El imputado por el ataque podría enfretarse a una pena de uno a tres años de prisión. La zona exterior del museo está vigilada con cámaras y, según fuentes conocedoras de los hechos, existe una grabación donde el acusado golpea la escultura hasta tirarla al suelo.

Actualmente la escultura se encuentra los almacenes del centro museístico.

Bernardí Roig, dará las instrucciones para restaurar la fuente (una figura blanca, a tamaño natural, que vomita agua de cara a la fachada del propio museo) el próximo 27 de Enero, cuando tiene previsto regresar de Nueva York, donde se encuentra en estos momentos.

Esto es todo por el momento. Nos vemos en la próxima actualización, que paseís un feliz fín de semana.

Fuente: El Mundo.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Clima del aula. Salvavidas.

¡Hola a todos/as!

A continuación podreís leer un breve relato sobre el clima del aula, un relato que me gustaría que lo leaís y además va dedicado a todos los profesores por si les apetecen coger las alternativas que voy a exponer ahora.

Sin más rodeos os pongo con este relato, que todo surgió en una clase de la facultad que estuvimos hablando que tipos de actividades tendriamos que enseñar a los alumnos y cuáles les podrían beneficiar y cuáles no, y también estuvimos hablando sobre el clima del aula. Gracias a la clase de este profesor, he llevado a cabo este relato y a la vez aprendo de sus clases.

Espero que lo disfruteís y además podreís darme vuestros puntos de vistas en los comentarios, si quereís.

Clima del aula. Salvavidas.
Por: Francisco Pelayo.

Desde muchos años atrás en nuestras aulas podremos encontrarnos con un problema que muchos docentes no se han dado cuenta aún, se trata del "Clima Rutinario".

La verdad es que gracias a la rutina hemos aprendido algunos que otros conceptos que nos sirven para nuestro día a día, pero actualmente ese modo de clima está llevando el caos en las aulas, los alumnos se aburren.

No todos los docentes se dan cuenta de este problema, pues ellos piensan que lo están haciendo bien y no se platean la siguiente pregunta: ¿El clima de mi aula es sastifactoria?

Los docentes debemos de buscar unas series de alternativas que se complementen con la rutina de todos los días. Esas alternativas crearán un ambiente más participativa, una actitud más positiva y desde luego con ganas de pasárselo bien en las clases.

A continuación voy a citar algunas de esas alternativas que se podría aplicar y son los siguientes:
  • Cuando un profesor pone una serie de cuentas en la pizarra y los alumnos las copian en sus cuadernos para hacerlas.
Alternativa: El profesor podría poner la misma serie de cuentas en la pizarra, pero hacerlo más vivo. Con colores, más vistosos. Cada dos cuentas poner una gran barra de color, indicando que si hace bien esas dos cuentas pasará al siguiente nivel (utilizando la estrategía de un videojuego).

Ventajas: Si llevaís a cabo esta alternativa, los alumnos estarán disfrutando en el aula. Y para NADA es COMPETITIVO.
Pues si un alumno no sabe hacer unas cuentas, podrán utilizar una serie de comodines que es la ayuda de cualquier compañero que haya terminado con las cuentas. Una manera de pasarlo bien con las matemáticas.
  • Un viernes un profesor manda a sus alumnos una redacción sobre su fín de semana que deberá de ser entregado para el lunes siguiente.
Alternativa: En una gran pecera o urna de cristal en la mesa del profesor habrá bolitas que tendrán en su interior unos papeles los nombres de sus alumnos. Y otra igual con bolitas con los nombres de los lugares que deberán de asistir en el fín de semana con el compañero que le toque. Y se hará por sorteo.
Por ejemplo: Coge la primera bola: "Pablo", coge la segunda bola en la misma pecera y sale: "Álvaro". Y en la segunda urna coge una bola nueva y el lugar es: El parque.
Pues ellos tal vez no se conozcan o no tengan un buen "feeling" en las clases, pues deberán de pasar un día del fín de semana juntos en el parque, y el lunes deberán de llevar una redacción de dicho días.

Ventajas: Estamos fomentando el trabajo en equipo. Y además algo muy importante, nuevas amistades o el incremento de una amistad.
  • El profesor expone un tema de historia o conocimiento del medio a sus alumnos, sus alumnos se apoyan con sus brazos con cara de aburrimiento.
Alternativa: Por ejemplo cuando se dé el tema de "Los Romanos", podrían ir todos disfrazados para que así estuvieran más en el papel del tema que se va a tratar, que ellos sean los protagonistas de lo que se va a estudiar. Y seguro que lo estudiaran con más ganas. Lo malo es el poco tiempo que se puede encontrar en el aula, pero si todo se prepara y se programa bien, al menos se podría hacer unas cuantas veces.

Ventajas: Seguro que ahora no habrá ningún codo puesto encima de la mesa y todos se divertirán. Y si quereís podeís meter un breve teatro de la vida y constumbres de los romanos.

Estas son tres situaciones que en un aula se podría dar, yo lo que hecho es añadir unas series de alternativas que ayuradarían a los profesores a tomarlo como referencia para que esos momentos rutinarios desaparezcan al menos por unos días, no quiero decir siempre, pero al menos unos días deberíamos de cambiar la vida rutinaria de las aulas y utilizar estas alternativas como salvavidas de nuestras clases.

Recordaros a todos/as, que este solo ha sido mi punto de vista. Pero hay muchos centros que se rigen por un libro y una serie de órdenes, pero..., ¿os habeís preguntado alguna vez añadirles algunas nuevas alternativas? Seguro que los "profes" se lo pasan mejor que los alumnos.

Un saludo y gracias por haber leído este pequeño relato.