Ir al contenido principal

La vida desde la perpesctiva de un tarro de mayonesa.

¡Hola a todos/as!

Me pasaron no hace mucho tiempo un correo electrónico sobre la vida, donde un profesor de filosofía explicó a sus alumnos una perspectiva de la vida desde un tarro de mayonesa. Muchos habreís visto ese correo electrónico, muchos lo consideran "un correo spam", pues yo no lo veo así, me parece muy buena idea de que la gente aporten correos tan emotivos.

Y ahora os lo voy a detallar a todos vosotros/as.

Comienza así, un profesor de filosofía sin decir ninguna palabra cogió un tarro de mayonesa y se lo enseñó a su clase, cuyo tarro de mayonesa estaba vacío. Y lo llenó de pelotas de golf.

Luego preguntó a sus alumnos si el tarro de mayonesa estaba lleno, y sus alumnos le respondieron que sí.

Nuevamente sin decir nada cogío el mismo tarro de mayonesa y lo llenó con canicas. Las canicas llenaron esos espacios vacíos que dejaron las pelotas de golf, y nuevamente preguntó a sus alumnos si el tarro estaba lleno y sus alumnos respondieron que sí.

Más tarde el profesor cogió una caja de arena y la vació dentro del mismo tarro de mayonesa. Y ahora la arena, por supuesto, lleno todos los espacios vacíos. Y el profesor volvió a preguntar si el tarro estaba lleno y sus alumnos le volvieron a responder de que sí.

El profesor por último cogío dos tazas de café y lo vació en el mismo tarro de mayonesa. Y llenó aquellos espacios vacíos que la arena había dejado. Los estudiantes se rieron al ver aquella situación. Cuando la risa se apagó el profesor dijo, "¡Quiero que se den cuenta que este frasco representa la vida!".

- Las pelotas de golf: son las cosas importantes la familia, los hijos, la salud, los amigos, ...

Son aquellas cosas que aunque perdiéramos lo demás, nuestras vidas aún estarían llenas.

- Las canicas: son otras cosas que importan pero no tanto pero que son el trabajo, la casa, el coche, ...

- La arena: es todo los demás, las pequeñas cosas.

Si hubieramos puesto arena en primer lugar, no habría sitio para las pelotas de golf y ni para las canicas.
Lo mismo ocurre con nuestra vida, si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes.

Moraleja:

Que establezcamos nuestras prioridades, el resto ya es solo arena. Y sobre el café, al final del relato termina diciendo que un alumno levantó la mano preguntando que es lo que pasaba con el café y el profesor le respondió:
"Que bueno que me hagas esta pregunta… Sólo es para demostraros, que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo".

Y bueno es todo, espero que reflexioneís sobre el texto que os he puesto. La verdad es que a mí me ha gustado mucho, y si alguna vez lo recibes por correo yo por tí le dejaría un hueco en la bandeja de correos.

Un abrazo, y nos vemos en la próxima actualización. Pasar un buen fin de semana.

Comentarios